L’estrany sarcòfag d’Hèrcules que va aparèixer a Tarragona

L’estrany sarcòfag d’Hèrcules que va aparèixer a Tarragona

by -
0 1657

El cas del sarcòfag d’Hèrcules trobat al port de Tarragona el 9 de març de 1850 durant unes labors d’ampliació, és un dels misteris més engrescadors dels que podem explicar a la nostra província. Gran part dels fets estan relacionats amb Buenaventura Hernández Sanahuja qui es va convertir en el principal defensor de la veracitat d’aquesta troballa al contrari del que van pensar molts experts internacionals els qui van arribar a catalogar-ho com:  “una paròdia infantil de l’art egipci”.

buenaventura-hernandez-sanahuja
Buenaventura Hernández Sanahuja (inventario del Museo Arqueológico Nacional)

El 1973 Buenaventura Hernández Sanahuja va ser nomenat primer director del Museu Arqueològic de Tarragona la qual cosa sense dubtes és una prova a favor de la seva honestedat. En quant als fragments del sarcòfago, romanen emagatzamats a la Real Academia de la Història, a Madrid, sense que ningú s’hagi tornat a preocupar per estudiar-los o analitzar-los, pel que la seva autoria i la seva data de realització continuen sent un misteri.

L’any 2009 va ser creada una pàgina dedicada al tema: El sepulcro egipcio de Tarragona, i per “ir desgranando hoja a hoja, dato a dato, información a información, la realidad de este suceso que lejos de estar muerto y olvidado, está muy vivo y presente para algunos de nosotros y para que cada uno juzgue por sí mismo si tenían razón esos prusianos o el bueno de Buenaventura Hernández Sanahuja y tantos otros que le acompañaron en el desarrollo de esta historia” Segons aquesta web no hi ha res que confirmi que sigui una falsificació. La web recull documents, mapes i cartes sobre el sarcòfag.

És no obstant això un article reproduït en diverses fonts provinent d’Archeology.org , la qual ens atrevim a reproduir integrament és el que ens donarà una idea més global de tot lo que està relacionat amb aquests fets.

(Rogelio Portal)

La història del sarcófago egipcio de Tarragona que el patriotismo español dio por verdadero

El 9 de marzo de 1850 un grupo de obreros que trabajaban en el ensanchamiento del puerto de Tarragona encontraron un sarcófago de mármol con extraños relieves e inscripciones, entre muchos otros restos de la antigua ciudad romana.

Sin saber de que se trataba aquel pedrusco, los trabajadores fueron rompiéndolo en pedazos para poder extraerlo. De modo que cuando el anticuario y arqueólogo local Buenaventura Hernández Sanahuja llegó al lugar el destrozo era ya mayúsculo. No obstante la vista de aquellos fragmentos le bastó para concluir que se trataba de un sarcófago egipcio, y reconoció los relieves como representaciones de Hércules.

hercules-egipcio
Hércules a horcajadas sobre el Estrecho de Gibraltar con un arco zodiacal sobre su cabeza.

Efectivamente, el panel principal del sarcófago muestra a Hércules a horcajadas sobre el Estrecho de Gibraltar con un arco zodiacal sobre su cabeza. (En su décimo trabajo, robó el ganado del monstruo tricéfalo Gerión, en lo que dividió en dos una montaña que unía África y Europa, abriendo el Estrecho de Gibraltar y creando las columnas de Hércules) A su derecha, una procesión de colonos con sus animales se dirigen desde Egipto (identificada por la presencia de un cocodrilo y palmeras) a España.

La historia encaja con las leyendas mitólogicas antiguas, que hablan de un héroe, mezcla del Hércules greco-romano y el Melkart fenicio

La historia encaja con las leyendas mitólogicas antiguas, que hablan de un héroe, mezcla del Hércules greco-romano y el Melkart fenicio, que habría conducido un gran ejército de Egipto a España, muriendo en batalla (Salustio) y siendo enterrado según los autores antiguos en Gades la antigua Cádiz. (Pomponius Mela).

Sanahuja se dió cuenta que tenía entre manos el vínculo que faltaba para relacionar a Hércules con España y con la tierra de los faraones, y publicó su descubrimiento y teoría en Resumen Histórico-Crítico de la Ciudad de Tarragona desde su fundación hasta la época romana en 1855.

sarcofago-egipcio-tarragona-05
Los expertos internacionales lo consideraron una broma de mal gusto y se burlaron de la naturaleza chapucera de los relieves.

Según él los hicsos se habrían trasladado a la península Ibérica tras su expulsión de Egipto en 1550 a.C. y habrían sido los constructores de las primeras murallas de Tarragona. Los egipcios los habrían perseguido, aliandose con las poblaciones locales para vencer a los hicsos invasores. El lider de los egipcios, Hércules, habría muerto en la batalla y el sarcófago le pertenecería a él o a alguno de sus descendientes.

“Esta teoría, que está de acuerdo con las tradiciones españolas, con la teogonía y con los mitos egipcios, con los antiguos escritores y geógrafos, y finalmente con la historia en general de todos los pueblos de las costas del Mediterráneo se encuentra explícitamente confirmada con los fragmentos del sarcófago, en los dientes de los críticos modernos, que envidian nuestras glorias y la prioridad de la civilización íbera en Europa, han buscado por la sofistería anular un hecho que no puede ponerse en duda, como se ha probado” (Citado en Padró i Parcerisa 1980)

¿Fué Hernández Sanahuja el responsable del sarcófago con sus toscas figuras e inscripciones?

Pero la reacción de los expertos internacionales no fue lo que Sanahuja esperaba. Lo consideraron una broma de mal gusto y se burlaron de la naturaleza chapucera de los relieves (E. Hübner, Die Antike Bildwerke in Madrid, 1862). Entre estos había hasta un dios con cabeza de elefante, vestido con falda y sosteniendo el tronco de una momia de pie en una barca. Los menos lo consideraron, como mucho, una obra de época romana, una falsificación que pretendía imitar una tumba egipcia, aunque sin entrar en consideraciones de los motivos que habrían tenido los romanos para hacer eso.

tarragona-dios-elefante-buho
Un dios con cabeza de elefante, vestido con falda y sosteniendo el tronco de una momia de pie en una barca.

¿Fué Hernández Sanahuja el responsable del sarcófago con sus toscas figuras e inscripciones? Quizás no pero avergonzado Sanahuja destruyó todas las copias de su libro que pudo obtener, y hoy en día encontrar un ejemplar es tarea ardua y difícil. (Moffitt 1994)

60 años después una pieza del sarcófago disfrutó de una segunda vida.

Sin embargo, 60 años después, una pieza de sarcófago disfrutó de una segunda vida. En 1916, A.L. Frothingham publicó un artículo en la American Journal of Archaeology usando un fragmento del final del sarcófago como evidencia de iconografía fenicia. La tabla fenicia de Tarragona, como llamaba al fragmento, mostraba dos figuras, un hombre y una mujer, de pie entre dos palmeras con serpientes a ambos lados. Frothingham interpretó que las dos figuras eran Baal y Tanit, dos deidades del panteón fenicio y las fuentes de la otra vida, afirmando que la masa en espiran entre las dos figuras era esencialmente un embrión alimentado con fuego y agua de ellos.

Y aunque está claro que conocía el origen de la pieza (de ahí lo de “de Tarragona“), parecía que no conocía su origen exacto, ya que describió su origen como parte de un fragmento circular y no como el de un sarcófago falso. En 1921, Pierre Paris publicó un comentario mordaz en la Revue archéologique, denunciando que el sarcófago no era nada más que una “infantil parodia” del arte egipcio.

sarcofago-egipcio-tarragona-06
Baal y Tanit, dos de las deidades del panteón fenicio, de pie entre dos palmeras, con dos figuras en forma de serpiente a cada lado.

…una muestra de como el nacionalismo puede echar la vista al pasado (aunque sea falso) y potenciar los símbolos, en este caso intentando unir España con la gloria del Antiguo Egipto.

El sarcófago de Tarragona es impresionante, no porque sea tecnológicamente complejo o porque se pueda pensar que fuera real durante un periodo de tiempo. Muestra como el nacionalismo puede echar la vista al pasado (aunque sea falso) y potenciar los símbolos, en este caso intentando unir España con la gloria del Antiguo Egipto.

En este sentido, el sarcófago guarda cierto paralelismo con el “descubrimiento” reciente de la ciudad romana de Iruna-Veleia en el norte de España, a partir de una representación de la crucifixión de Cristo, el nombre de Nefertiti y los primeros mensajes en vasco (Ver “El caso Iruna-Veleia“). Pero también muestra como los bulos pueden tener una segunda vida cuando un fragmento es separado del “original” y lo descubren los estudiosos, hasta que alguien lo reconoce y lo condena una vez más.

Fuente: Archeology.org (Inglés)

Rogelio Portal
Llicenciat en Disseny Gràfic en 1996 en l'Institut Superior de Disseny de l'Havana (ISDI). Desenvolupa la seva labor per a multitud de clients, tant en l'àmbit de la fotografia com en el del disseny a través del seu estudi Assumptes de Disseny. Des del 2006 viu a Alforja.

NO COMMENTS

Leave a Reply